Educando en Resiliencia

Educar en resiliencia es posible, y además…divertido. Hacerse resiliente implica vivir, estar en contacto con experiencias vitales y no sobreprotegidos. Tener contacto con la naturaleza, relacionarnos con otras personas, explorar, equivocarse…

No consiste en hacer niños fuertes , ni evitar dificultades , sino en prepararlos para afrontar cambios, dificultades, pérdidas o frustaciones, y , que esto suponga un reto para ellos y no una amenaza.

¿Cómo podemos contribuir a educar de esta forma? Te proponemos un decálogo a tener en cuenta…

1.Queriéndoles, de forma auténtica, incondicional, no por lo que hacen, sino porque son. Besar , acariciar, mostrar afecto, abrazar, de forma adecuada a su edad.

2.Mostrando que estás, que le apoyas, sin juzgar. Le acompañas, le das confianza  aunque sin resolver.

3.Hablando  de forma adecuada, sin gritos. Podemos establecer normas escuchando y siendo escuchados.

4.Exponiéndoles a dificultades. Hacerles partícipes de las situaciones en función de su edad, les hará sentirse valorados y parte de un todo. Para qué ocultar una muerte familiar, un despido…?

5. Facilitando que tomen decisiones. Equivocarnos y acertar forma parte del aprendizaje.

6.Jugando y creando. El juego, mancharse, tocar, experimentar….les conducirá a encontrar soluciones alternativas fundamentales en la capacidad de resiliencia.

7.Haciendo amigos. Conocer gente, en diferentes ambientes , genera más posibilidades de confiar, entender qué es amistad y qué no y da estrategias para encontrar apoyos.

8.Ayudándoles a identificar y gestionar de forma adecuada emociones, qué nos dicen, qué hago con ellas…

9. Enseñándoles que tienen  apoyos externos, personas que les ayudan a establecer límites y les quieren.

10.Conociendo con ellos lo que son, sus fortalezas( curiosos, autónomos, autocríticos…) y que pueden cuidarse, afrontar situaciones y soñar…encaminándose a objetivos…

saber que es posible y poner nuestro granito de arena en este tipo de educación contribuirá a su futuro, no más fácil , pero muy posiblemente más feliz.

Montse Pérez García

Psicóloga y Formadora

 

niños y resiliencia.png

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s