Corazón combativo ante el mal tiempo

Al mal tiempo buena cara…y también un corazón combativo y creativo.

En España el número de personas con enfermedad de Alzheimer va en aumento. En un alto porcentaje  de los casos son las familias quienes asumen los cuidados, por lo tanto los cuidadores y ex cuidadores sufren cambios sustanciales en sus vidas.

Una actitud positiva ante el dolor será nuestra mejor aliada en el camino junto a una persona con Alzheimer.

Y, ¿dónde encontramos la alegría, las ganas de abrazar y de reír, la motivación para seguir adelante…cuando lo que sentimos es tristeza (asociada a las continuas pérdidas),impotencia, frustración, abandono ( por parte de los cuidadores de sus actividades, de su propio cuidado, de las relaciones con otros..) o rechazo?

Busquemos la respuesta en la Resiliencia, nuestra capacidad de salir fortalecidos de los momentos difíciles. Este no es un recorrido fácil, aunque sí enriquecedor. Es el tiempo de utilizar aquello que nos ayude a recuperar la ilusión en el día a día, a ser creativos y llevar a cabo objetivos, ser conscientes de lo que necesitamos como cuidadores y ex cuidadores, disfrutar del entorno, valorar la calidad de vida de las personas afectadas por el Alzheimer y reducir los sentimientos de abandono e incomprensión desde el entusiasmo, el optimismo y la esperanza.

Para ello podemos poner en marcha algunos de estos pasos:

Poner amor en lo que hagas, conocer tus razones para cuidar, tú para qué y aceptar el amor como fuerza fundamental en el cuidado de la persona con Alzheimer. Dar y recibir afecto de la persona a la que cuidas o cuidaste y del resto del entorno nos ayuda en este proceso.

Sentir. Dejar fluir las emociones, enfado, tristeza, alegría, amor, resentimiento…todas ellas nos dan información y nos ayudan a avanzar.

-Reinventarte y cuestionar. En Alzheimer hay situaciones ya controladas para las que en un momento dado no es útil la misma solución, problemas con el aseo, la toma de medicamentos, de comunicación…es momento de aplicar nuevas soluciones, de ser creativos. Para ello juega, pasea, escucha música y muévete en la medida de lo posible, así abriremos nuestra mente a nuevas posibilidades!!

No hay error sino aprendizaje, nada de lo que haces con la persona a la que cuidas tiene intención de hacer daño. En muchas ocasiones no sabemos cómo actuar pero los errores y el pedir información ayuda a mejorar y saber lo que hacer.

No estar solo: Pide y acepta ayuda, esto reduce la carga y nos permite ver las situaciones desde otras perspectivas. Relacionarnos con los demás es fundamental para el bienestar.

Asombrarte de ti mismo, observa tus fortalezas, prémiate y comparte tus avances. Esto ayudará a otros.

Creer en ti: Si pude…puedo.

Fuera miedos…di sí: Analiza lo que te preocupa o asusta, llega a lo que lo origina y enfréntate a ello. Busca ayuda si lo necesitas o apóyate en tus fortalezas. Utiliza el sí se puede.

Cambia el qué me sucede…por qué quiero: una vez analizado lo que estoy sintiendo, emprende, observa lo que necesitas y a por ello.

Los cuidadores y ex cuidadores así como todas las personas relacionadas con enfermedades degenerativas estamos pasando por la tormenta, aunque esos truenos ,harán que podamos sentir con verdadera intensidad cada rayo de luz…al mal tiempo…nuestro dolor para crecer y nuestro paraguas resiliente.

Montse Pérez

Psicóloga y Formadora

f9196606e0fef02d4a5b2ac0dd0003cf

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s